Reservar Ahora


Nosotros

Nosotros

Andean Wings Boutique Hotel es un alojamiento de primera clase en Cusco, ubicado a solo dos cuadras de la Plaza de Armas, en el corazón de la histórica ciudad. Esta totalmente restaurada, una joya colonial del siglo XVI que combina estilo, lujo, confort y una experiencia inolvidable, con comodidades de cinco estrellas y un servicio personalizado incomparable.

Nuestras diecisiete habitaciones y suites están decoradas con antigüedades del lugar y obras de arte originales (todos disponibles para su compra) que ofrecen comodidades modernas, como bañeras Jacuzzi de gustos refinados.

Nuestra misión es garantizar que tanto nuestros clientes y empleados se sientan como en casa, haciendo cada momento que pase con nosotros sea inolvidable.

 


La casona

Andean Wings Boutique Hotel se encuentra ubicado en la calle Siete Cuartones denominada antiguamente “calle de la jeringa” que hace esquina con la calle que se conocía como “del teatro o de las comedias” actualmente Santa Teresa, allí se ubicó uno de los solares mas importantes de los primeros años de la colonización española.

En esa esquina edificó su casa en el siglo XVI don Pedro López de Cazalla quien también era dueño del inmueble vecino, conocido como “La casa de los seis pumas”. En 1604 la casa pasó a don Fernando de Salas y Valdez, importante personaje de la aristocracia cusqueña, titular del Mayorazgo de Salas y Valdez que acumuló gran riqueza y numerosas propiedades.

A su muerte quedó como tutor don Diego de Vargas Carbajal, quien administró los bienes y arrendó los inmuebles. En el siglo XVIII la misma familia de los Salas y Valdez conformó el mayorazgo de los “Condes de Peralta” que tuvieron su casa en el inmueble ubicado en la esquina de las calles Santa Teresa y Siete Cuartones. Siendo el actual hotel parte integrante de ese conjunto. Los Condes de Peralta constituyeron una de las familias adineradas de mayor abolengo en el Cuzco colonial.

 

 

En el año 1767 era dueño de la casa y heredero del Mayorazgo el General José Valdez y Peralta.

A fines del periodo colonial, la heredera Doña María Ignacia de Peralta y Valdez casada con el Conde de la Casa de la Moneda don Felipe de Lizarazu, continuaba siendo una de las anfitrionas mas distinguidas del Cuzco. Viajeros del siglo XIX narran las tertulias y reuniones a las que eran invitados en la casa de los condes de Peralta.

A su vez el inmueble número 225 de la calle Siete cuartones, lo que es hoy Andean Wings, que había sufrido los embates del terremoto de 1950, continuo siendo ocupado por sus propietarios, quienes habilitaron en la estrecha faja de terreno existente en la parte posterior de la casa, un conventillo o vivienda colectiva.

Posteriormente en el año 1993 la casona de Siete cuartones pasó a propiedad de la entidad religiosa- asistencial “Los siervos de los pobres del Tercer Mundo”, encargándose estos de las refacciones y remodelaciones necesarias para su uso.